¿QUÉ ES CIERTO DE TODO ESTO?

La imagen de la Virgen ha recibido varios nombres con el pasar del tiempo: Santa María del Paraíso, Santa María de la Plaza, Santa María de Genazzano y, finalmente, Santa María del Buen Consejo. En España y América se ha hecho más popular el de "Madre del Buen Consejo", advocación que pasó a las letanías del rosario en el s. XIX por expreso deseo del papa León XIII. Es este título con un doble significado: Jesús ha realizado el "proyecto" ("consilium"; en latín) que Dios tiene de salvar a todos los hombres. Jesús es además "bueno" como sólo Dios lo es. El es, pues, el "buen proyecto" de Dios, y María es así la madre de ese "buen proyecto", la "Madre del Buen Consejo". Por otra parte, María es la que, en las bodas de Caná, "aconsejó" a los sirvientes que hiciesen lo que Jesús les dijese: "Haced lo que El os diga" (Jn. 2,5). María ayuda así a todos aquellos que, en una época de confusiones como la nuestra, buscan consejo. Al santuario de Genazzano ha acudido Juan Pablo II en más de una ocasión.